Las Gijón Mariners terminaron en cuarta posición en su participación este año en el Campeonato de España de flag football. Las verdinegras cayeron en su debut ante Foxes 82 (a la postre campeonas) y aunque se impusieron en sus tres choques restantes, el sistema de competición en formato de triangulares las condenó a jugar por la cuarta plaza.

El torneo arrancó con el derbi gijonés. Tras un comienzo de partido bastante igualado y con dominio de las defensas, Foxes consiguió tomar ventaja en el marcador y ampliarla poco después gracias a una intercepción. Las Mariners mejoraron a medida que avanzaba el partido pero finalmente el equipo rosa se llevó la victoria por 32-12.

En su segundo partido las Mariners se enfrentaban a Reus Imperials un equipo que afrontaba su segunda participación en el campeonato nacional. La experiencia de las gijonesas se impuso desde el principio logrando el triunfo por 54-0. Como Foxes también hizo lo propio ante el conjunto catalán, las de Daniel Castañón terminaron en segunda posición del grupo y jugaron el triangular que decidía los puestos del cuarto al sexto.

En el turno de tarde Mariners derrotó primero a Oviedo Phoenix por 40-7 y después, en su último partido, superaron a las también ovetenses Madgirls (33-12) asegurando de esta manera el citado cuarto puesto.

El triangular por el título lo disputaron Foxes 82, Alicante Sharks y Valencia Firebats. El equipo rosa superó a los dos equipos levantinos consiguiendo su segundo campeonato nacional consecutivo y por lo tanto iguala en el palmarés de la Spanish Flag Bowl a las Mariners. Se da además la circunstancia de que ya son cuatro años consecutivos en los que un equipo de nuestra ciudad gana el campeonato nacional. La internacional Emma García fue elegida MVP del campeonato.

Foto: Luis Velasco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *