Los Gijón Mariners disputaron este sábado un scrimmage (partido amistoso) ante los Lisboa Navigators que sirvió de preparación a ambas escuadras ante el inminente inicio de las ligas portuguesa y española.

El encuentro, que se disputó sin patadas ni retornos de kick off a petición expresa del conjunto lisboeta, finalizó con victoria para el actual campeón portugués por 22-13. 

El partido no comenzó bien para los locales ya que, tras ser parados en su primer drive, veían como el consiguiente punt era retornado para TD por los Navigators. El extrapoint era bueno y el 0-7 subía al marcador. Tras varios ataques infructuosos por ambas escuadras una intercepción del CB rookie Pablo Santurio propiciaba una inmejorable posición de campo desde la que el RB Diego González anotaba el primer TD de los Mariners. El kicker Raúl Caldero transformaba el extra point que ponía el 7-7 en el electrónico. Los Navigators gozaron de buenas oportunidades para anotar antes del descanso, entre ellas un intento de field goal, pero una vez más la defensa gijonesa cerraba todas las puertas y se llegaba con empate en el marcador.

Tras la reanudación se volvió a repetir la historia y otra vez los visitantes anotaban por medio de un retorno de punt. Un safety y un mal snap que suponía un placaje en la endzone aumentaron la ventaja de los lisboetas. Una gran carrera de Pablo Caso acortaba las diferencias y ponía en 22-13 que a la postre fue definitivo.

A pesar del resultado final el balance fue positivo para el conjunto asturiano, especialmente en el aspecto defensivo donde los Mariners se mostraron inexpugnables. 

Ahora el equipo gijonés dispondrá de un mes de preparación para ajustar sus sistemas de cara al debut ante los Black Demons en la Liga Nacional de Fútbol americano el próximo 21 de enero en Las Mestas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *