No pudo ser

No pudo ser. Los Gijón Mariners se quedaron a las puertas de las semifinales de la Liga Nacional de Fútbol Americano después de caer por 34-17 ante los Osos-Rivas en un partido muy intenso en el que los asturianos no pudieron aguantar en la segunda mitad la ventaja forjada en la primera.

Tras unos drives iniciales infructuosos por parte de ambos equipos, fueron los Mariners lo que dieron primero y, gracias a una carrera del RB Pelayo Valle y al punto extra de Sergi Güibas, pusieron el 0-7 en el marcador. La defensa gijonesa conseguía contener perfectamente las acometidas de los madrileños e incluso por medio del safety Joe Contreras,  llegaba a interceptar al quarterback Pedró Durán.  Un field goal de Güibas ampliaban las diferencias a 0-10  pero, en el único error de la defensa asturiana en la primera mitad, el corredor Rogelio Treviño, uno de los grandes protagonistas del partido, se escapaba para acortar diferencias 7-10. A pesar de todo el dominio verde se extendía con una gran recepción para TD del WR Jorge Coto e incluso la diferencia pudo haber sido mayor ya que los asturianos vieron como les eran anulados hasta dos pases de touchdown del QB David Lozano por distintas penalizaciones. Al descanso 7-17 para Mariners.

La segunda mitad parecía que iba a transcurrir por los mismos derroteros ya que en el drive inicial la defensa gijonesa lograba detener a un ataque madrileño que se veía obligado a hacer un punt, sin embargo, un error a la hora de recoger la patada dejaba al ataque comandado por Lozano en una complicada situación al borde de su propia endzone. Otro error, ahora en la entrega del balón al corredor ,provocó un fumble que, recuperado por la línea defensiva de Osos, permitió que los madrileños anotaran un TD que al mismo tiempo cambió la dinámica del partido. (14-17)

Una buena acción de los equipos especiales de los asturianos les colocaba en el medio campo de Osos y tras un buen avance se llegaba a una situación de cuarto down que resultó ser determinante. Los Mariners se la jugaron y, cuando prácticamente se cantaba el TD, una gran acción defensiva por parte de Daniel Torres, evitaba la anotación y devolvía la posesión a los locales.

Osos hizo valer su experiencia, aprovechó su oportunidad,  y le dio la vuelta al partido para meterse en la semifinales de la LNFA donde ya les esperan los Badalona Dracs.

Para Mariners concluye una larga temporada en la que el equipo logró por primera vez acceder a los playoffs y en la que contó con los primeros fichajes extranjeros de su joven historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *