BAUTISMO
Tras haber disputado su primer partido oficial, los nuevos jugadores, grumetes hasta ese momento, ya están preparados para ser bautizados oficialmente como Mariners.

El bautismo, que se produce normalmente en la cena final de temporada, se materializa bebiendo un vaso de grog, tradicional bebida marinera compuesta por ron, agua caliente, limón y sal. Al mismo tiempo el maestro de ceremonias desvela el nuevo mote con el que se conocerá al Mariner dentro de la tripulación.


Los timonesTIMONES
Si has visto jugar a los Mariners quizás te haya llamado la atención los timones que algunos jugadores lucen en sus cascos.

El significado de estos timones está basado en una tradición que siguen los equipos de muchos universidades americanas (a su vez basada en la de aquellos pilotos de combate que decoraban sus aviones con el numero de aviones enemigos derribados) donde los jugadores acumulan distinciones según méritos logrados dentro y fuera del campo que luego se reflejan en los elementos decorativos de su casco. 

Así por ejemplo, los Seminoles de la Universidad de Florida State lucen “Tom-a-hawks” en sus cascos según los pases de touchdown lanzados, las yardas conseguidas, los field goals anotados etc. Similar procedimiento siguen en Ohio State que añaden pequeñas hojas de un árbol característico de su Estado.

Los Mariners, por el contrario, no premian estadísticas individuales sino acciones que vayan más allá del «deber» de un jugador.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *